Crear una empresa fácil, rápido y barato

En España ya es posible constituir una sociedad limitada por solo un euro. El pasado 19 de octubre entró en vigor la Ley 18/2022, de 28 de septiembre, de creación y crecimiento de empresas, más conocida como Ley “Crea y Crece”. Se trata de una norma, aprobada en verano en el Congreso de los Diputados, que busca impulsar la creación de empresas y fomentar su expansión a través de la mejora regulatoria, la eliminación de obstáculos a las actividades económicas, la lucha contra la morosidad comercial y el apoyo financiero al crecimiento empresarial.

La medida más destacada que incorpora esta ley es la constitución de una Sociedad de Responsabilidad Limitada con un capital social de 1€.  Hasta este momento, el mínimo legal exigido era de 3.000 euros. Esta medida se incorpora con dos salvaguardas para proteger el interés de los acreedores:

  • Se destinará a la reserva legal una cifra al menos igual al 20 % del beneficio hasta que dicha reserva alcance tres mil euros.
  • En caso de liquidación, voluntaria o forzosa, si el patrimonio de la sociedad fuera insuficiente para atender el pago de las obligaciones sociales, los socios responderán solidariamente hasta los 3.000€

La ley trata de impulsar la digitalización de la Administración pública, promoviendo la creación de empresas de forma telemática a través del Centro de Información y Red de Creación de Empresas (CIRCE). Ello permitiría reducir los tiempos de constitución, y los costes de registro y los notariales.

 

Lucha contra la morosidad

La norma incluye medidas para luchar contra la morosidad en el comercio, una de las principales causas de los problemas de liquidez y rentabilidad de muchas empresas españolas, sobre todo pymes.

  • Impulsa la factura electrónica, ampliando la obligación de solicitarla en el marco de una relación proveedor-cliente. Con ello, se gana trazabilidad y control de pagos entre las empresas, obteniendo información fiable y ágil para conocer los plazos efectivos de pago, requisito indispensable para poder reducir la morosidad de manera eficaz.
  • Incentivos para reducir los plazos de pago. Por ejemplo, se tendrán en cuenta a la hora valorar la concesión de una subvención pública.
  • Nace el Observatorio de Morosidad Nacional, que se encargará del seguimiento y evolución de los datos de pago.

 

Mejoras para la financiación empresarial

La ley incorpora medidas para mejorar los instrumentos de financiación del crecimiento empresarial alternativos a la financiación bancaria, como el crowdfunding o financiación participativa, la inversión colectiva y el capital riesgo.

Financiación participativa o Crowdfunding

Se adapta la regulación nacional a la normativa europea, introduciendo más flexibilidad para que estas plataformas presten sus servicios:

    • Posibilidad de ofrecer servicio de gestión individualizada de cartera de préstamos.
    • Límite único de inversión individual por proyecto para inversores minoristas.
    • Límite de proyecto 5M€.
    • Posibilidad de crear mecanismos de agrupación de inversores.

La inversión colectiva y el capital riesgo

    • Se amplía el tipo de empresas en las que pueden invertir las Entidades de Capital Riesgo:
        • PYMES: Se amplía el número máximo de empleados de las sociedades invertidas: de 250 a 499.
        • Se incluyen empresas financieras con un alto componente tecnológico
    • Se incorporan los fondos de inversión a largo plazo europeos (FILPE).
        • Tanto las SGIIC (Sociedades Gestoras de Instituciones de Inversión Colectiva) como las SGEIC (Sociedades Gestoras de Entidades de Inversión Colectiva de Tipo Cerrado) podrán ser SL y podrán administrar, representar, gestionar y comercializar FILPE.
        • Nacen las Entidades de Inversión Colectiva de tipo Cerrado de Préstamo, cuyo objeto principal consista en la inversión en facturas, préstamos, crédito y efectos comerciales de uso habitual en el ámbito del tráfico mercantil.
        • El capital social mínimo como desembolso inicial de la ECR pasa a ser del 25% (300.000€ para las ECR; 225.000€ para las ECR Pyme). EL 75% restante se deberá desembolsar a lo largo de 12 meses desde su registro en la CNMV.

Los Puntos de Atención al Emprendedor

La burocracia reducida a la mínima expresión. Realizar todos los trámites administrativos para abrir una empresa es cada vez más sencillo gracias a los Puntos de Atención al Emprendedor, unas oficinas presenciales y telemáticas que se encargan de la tramitación de casi todos los documentos necesarios para constituir una empresa por primera vez. A través de esta ventanilla única, el emprendedor puede realizar la gestión necesaria para el inicio, ejercicio y cese de su actividad empresarial.

Los Puntos de Atención al Emprendedor (PAE) se encargan de facilitar la creación de nuevas empresas a través de la prestación de servicios de información, tramitación de documentación, asesoramiento, formación y apoyo a la financiación empresarial. En concreto, centran su labor en torno a dos pilares:

  • Prestar servicios presenciales de información y asesoramiento a los emprendedores en la definición y tramitación telemática de sus iniciativas empresariales.
  • Iniciar el trámite administrativo de constitución de la sociedad a través del Documento Único Electrónico (DUE).

En concreto, la información que se puede aportar desde un PAE está relacionada con las características, el marco legal, los aspectos mercantiles más importantes, las ventajas fiscales, los aspectos contables, los sistemas de tramitación y la normativa aplicable de las sociedades mercantiles más comunes.

También pueden orientar al emprendedor sobre las ayudas e incentivos a los que puede optar su negocio, el régimen de la seguridad social aplicable y, en general, cualquier duda que pueda surgirle durante la apertura de su empresa.

Los PAE pueden depender de entidades públicas o privadas, colegios profesionales, organizaciones empresariales o cámaras de comercio. Estos centros deben firmar un convenio con el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo para poder ejercer como tales.

La Comunidad de Madrid gestiona tres oficias presenciales de Atención al Emprendedor: dos en Madrid y uno en Getafe.

  • PAE CENTRO DE EMPRENDEDORES GETAFE
    Avenida de Arcas del Agua, 2, GETAFE
    Horario: de 9:00h a 14:00h
    Contacto: 91 276 11 66 / emprendedores@madrid.org
  • PAE E-Social HUB:
    Calle Reina Mercedes 1-3, MADRID.
    Horario: Lunes a Jueves de 09.00 a 14.00 y de 15.00 a 18.00 y Viernes de 09.00 a 14.30.
    Contacto: 91 737 51 57 / esocialhub@esocialhub.es

Además, la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España ofrece, en su portal CIRCE, un Punto de Apoyo al Emprendedor telemático en el que se puede acceder a toda la información disponible para emprendedores, así como la tramitación telemática de muchos documentos.

La Golden Visa: residencia inmediata para el inversor

Alfombra roja para el inversor. España cuenta desde el año 2013 con un plan específico de atracción del inversor que otorga a perfiles altamente cualificados el permiso de residencia de manera casi inmediata, siempre y cuando cumplan una serie de requisitos económicos en su desembarco a nuestro país. El “Programa de residencia para inversores y emprendedores”, más conocido como Golden Visa, es un mecanismo específico que agiliza la entrada de inversores extracomunitarios en España, reduciendo el plazo para obtener el visado a sólo 10 días; 20 para el permiso de residencia. El objetivo último de este programa es el de favorecer el crecimiento económico y la creación de empleo gracias a la atracción de inversión extranjera.

El “visado dorado” es un permiso especial que permite a su portador vivir y trabajar en España durante un año inicial más dos de permiso de residencia, que se pueden prorrogar hasta los cinco años en el caso de los inversores. Pasado ese periodo, ya podría solicitarse la residencia permanente. Este visado no exige la estancia mínima en España que contempla la ley general de extranjería para otorgar la residencia (183 días al año), sino que basta con que el solicitante viaje a nuestro país una vez al año. Con eso, tanto el portador como sus familiares podrán moverse libremente por los 26 países del espacio Schengen.

¿Y por qué esta diferenciación entre una Golden visa y un visado normal? Porque el objetivo de la Golden es el de atraer inversores, emprendedores y personal altamente cualificado a nuestro país. De ahí que su desarrollo normativo no esté regulado en la ley de extranjería, sino en la Ley 14/2013 de Apoyo a los Emprendedores y su Internacionalización, que crea una oficina específica para su solicitud y tramitación, la “Unidad de Grandes Empresas y Colectivos Estratégicos”, UGE-CE.

Como norma general, para la obtención tanto del visado inicial como del permiso de residencia posterior los solicitantes necesitan varios documentos obligatorios:

  • Pasaporte o NIE
  • Seguro médico público o privado.
  • Certificado de antecedentes penales. Carecer de antecedentes penales en España y en los países donde se haya residido en los últimos 5 años.
  • Acreditación de los medios económicos suficientes para sí y para los miembros de su familia durante su período de residencia en España.

Además de esto, según el perfil del demandante, se exigirá la presentación de documentos adicionales.

De esta manera, se han identificado diferentes colectivos estratégicos que pueden optar al permiso de residencia que otorga la Golden Visa. En este artículo, explicamos qué requisitos debe cumplir cada uno de ellos.

Inversores

Se considera inversor a todo aquel extranjero mayor de 18 años que haya realizado una inversión mínima en nuestro país de:

  • Dos millones de euros en deuda pública española
  • Un millón de euros en sociedades con actividad real, en fondos de inversión o en depósitos bancarios
  • 500.000 euros en bienes inmuebles
  • Un proyecto empresarial considerado de interés general por la Dirección General de Comercio e Inversiones. Se deberá pedir antes de solicitar el visado.

En estos casos, si el solicitante reside fuera de España puede solicitar un visado por un año en la misión diplomático o la oficina consular de España en su país. Esta solicitud debe resolverse en un plazo de diez días. Una vez en España, y antes de que caduque el visado, deberá solicitar una autorización de residencia para dos años en la Unidad de Grandes Empresas. La residencia podrá renovarse por cinco años más, tras los cuales se puede pedir la residencia permanente siempre y cuando se mantenga la inversión.

Emprendedores

Aquí el programa se dirige a ciudadanos extracomunitarios que quieran desarrollar una actividad empresarial de carácter innovador y que tenga especial interés económico para España. Un requisito que deberá valorar previamente la oficina económica y comercial de España en el país de origen del emprendedor o, de encontrarse ya residiendo en España, la Dirección General de Comercio Internacional e Inversiones previa solicitud de oficio por parte de la UGE-CE.

A diferencia del inversor, que hace un desembolso económico inmediato en uno de los activos mencionados anteriormente, la prórroga de la residencia para los emprendedores se extiende por un periodo de tiempo más limitado. Transcurrido el año de vigencia del visado inicial y los dos de residencia posteriores, el emprendedor podrá solicitar una prórroga de otros dos años siempre y cuando se mantengan las condiciones que le concedieron la autorización en primera instancia.

Personal Altamente cualificado

Cuando una empresa española necesita incorporar de manera inmediata a perfiles muy específicos y cualificados, puede solicitar estos permisos para incorporar de manera inmediata a trabajadores provenientes de fuera de la Unión Europea. En este caso, son las empresas quienes deben acreditar que cumplen con determinados requisitos relacionados con el tamaño, el volumen neto anual de negocios, los fondos propios, el patrimonio neto o la inversión.

Los perfiles que pueden acogerse a esta fórmula son directivos y personal altamente cualificado, así como graduados y postgraduados de universidades y escuelas de reconocido prestigio. Todos deberán contar con una oferta de trabajo en España.

Además de estos perfiles profesionales, el Programa de residencia para inversores y emprendedores contempla condiciones especiales de acogida a investigadores, a personal afectado por un traslado intraempresarial y a trabajadores del sector audiovisual. Además, en la actualidad se está tramitando una ley para los nómadas digitales.

Más información en el PORTAL PRIE del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España.

Además, si tienes dudas sobre cómo optar a este visado especial, no dudes en contactar con Invest In Madrid. Estamos aquí para facilitar tu desembarco en Madrid.